lunes, 30 de agosto de 2010

Algo está pasando...



Es increíble, justo hace un año atrás estaba de regreso del Start Up el primer curso del método SonRise.
Cuando decidí hacer este viaje, fue como una aventura, mi primer viaje sola...sin saber bien que iba a recibir en esos cinco días y menos aún tener idea de lo que se iba a generar después.
Este jueves está pensada la segunda reunión de padres para contarles de que se trata este abordaje.
hace unas semanas atrás fue en casa y vinieron cincuenta personas, y ahora para esta se anotaron ya doscientas ochenta! estamos un poco desesperados para no dejar gente afuera, pero el lugar que tenemos es para cien.
es evidente que hay muchos papás que sienten que es poco lo que se está haciendo con lo que tenemos, también es evidente que estamos pudiendo transmitir lo bien que nos hace sentir saber que tenemos las herramientas para ayudar a nuestros niños, y lo bien que nos sentimos desde que aprendimos a ver las cosas desde otro lugar.Lo veo con los hermosos comentarios que emocionan en este blog.
Ahora tenemos muchos desafíos por delante. Es probable que a algunas personas no les caiga bien el ruido que estamos haciendo. si no les cae bien porque no comparten la postura, está muy bien, esto se toma o se deja. No queremos convencer a nadie, sólo queremos contarles que hay otra forma. Pero muchas veces las personas se enfrentan porque realmente no saben de que se trata, quizás genere temor. Este método no puede tener nada en contra, se puede practicar aquí en Buenos Aires y en cualquier pueblito de cualquier lugar, el costo definitivamente es menor que cualquiera de los métodos convencionales, y mas allá de todos estas cuestiones...hace bien

jueves, 26 de agosto de 2010

hoy por hoy...


recién salió Franco con Jimena de su playroom a lavarse las manos porque está jugando con las plasticolas
De paso abrió la heladera y sacó una botella de seven up. Lo ví que miraba atento a la etiqueta y le pregunté: ¿que?
me señala la u y dice muuuuuuuuuu y se empieza a reír, Jimena que estaba con nosotros me miró y me dijo: escuchamos bien! celebramos por supuesto y después le volví a señalar, ahora nos dijo: Puuuuuuuu (podría ser up al revés)y se volvió a reír.
Ultimamente ya no contamos cuantas palabras tiene, porque si bien no las dice claro es clara la intención de cada palabra.
Está tan interesado por decir todo que lo intenta con cada cosa y dice algo parecido.
Musica que era mu... ahora es mu....ca, Franco dice fa...co, manzana:anana, Solana es ol... Miel, lo dice perfecto a pesar que no la come, pero hay en los dibujos de winnie poh, que por cierto es :puuuuu
Pero esto de reconocer las letras escritas cada vez es mas notorio.Ya nos pasó con una imagen que sólo decía radio pop y el hacía el gesto que usa para decir música (antes de decir mu...ca)a mí me pareció que dijo vívere en una publicidad donde yo le digo chuavechito por el nenito (estaba escrito vivere)
También completa las canciones mientras cantamos, y a veces si bien no lo canta pone la boca en la posición correcta como para seguirnos.
Día a día nos sorprende....

lunes, 23 de agosto de 2010

Jornada de Amar


A mi juego me llamaron!Pero debo reconocer que tuve pánico escénico, sin aviso. Porque antes de empezar a hablar estaba disfrutando y con toda energía. Será que tenía tanta ansiedad de decir tanto, que me fuí por las ramas.Cecilia, una mamá de red de Amor, tenía razón:"la gente no sabe lo que tenías pensado decir, no te preocupes". Bueno, espero que algo haya llegado desde mi corazón.
esto es lo que quería decir....

FAMILIAS QUE ABRAZAN EL DESAFÍO
Una nueva visión, centrando la intervención en el hogar
21 de agosto 2010

Hace un año atrás estaba en una fundación sentada, escuchando hablar sobre autismo y lejos de abrazar algún desafío, sólo podía llorar.
Por eso antes de contar mi experiencia me gustaría poder transmitir que en mi largo recorrido, recién estuve lista para abrazarlo después de 12 años, que es la edad que tenía Franco cuando ésta maravillosa oportunidad llegó a mí. En ese entonces también entendí que uno siempre hace lo mejor que puede, y por eso mi experiencia no es para nada un modelo a seguir ni un ejemplo. Es lo que es, sólo lo que me sucedió a mí y profundamente deseo que todos puedan tener una oportunidad igual para poder elegir.
.
Cuando encontré este programa relacional, basado en el amor la aceptación y el respeto, yo ya había dejado de buscar.
Franco, ya tenía doce años, su diagnóstico es de TGD, trastorno generalizado del desarrollo no especificado, o TEA, trastorno del espectro autista .
Todos los profesionales que lo evaluaron en todos estos años, nunca nos mostraron alguna perspectiva optimista. Para este diagnóstico y para muchos otros, me doy cuenta que ser optimista se toma como irrealista.
Franco tuvo diferentes terapias, comenzando en un reconocido centro de día durante sus primeros años.
La visión de éste lugar, con respecto al diagnóstico en ese entonces, no sé ahora, es considerar que la causa del autismo es un problema del vinculo de la madre con el niño.
Como si ya no me sintiera culpable lo suficiente, fue muy duro, pensar que yo le había causado semejante complicación. Hoy, sé que el problema nace allí, en el vínculo, y como con quien primero se vincula el niño es con su madre, allí es dónde se manifiesta, y de hecho cuando Franco nació y me lo pusieron en mis brazos, noté que algo no estaba bien, lo ví en su mirada.
Pero uno deja que los que saben hagan lo que tienen que hacer y a pesar de mi inquietud, pronto acepté yo también que algo habría hecho mal.
Mas adelante, incorporamos la integración en jardín en una escuela común y a pesar de que en su caso (no significa que en todos) era evidente que él, lo pasaba mal, la maestra lo pasaba mal y sus compañeritos lo pasaban mal, se seguía apostando a la integración y, nuevamente dejando “a los que saben” que decidan sobre el futuro de mi hijo, sostuvimos esta situación insostenible durante unos tres años.
Años mas tarde, viendo que lo que le presentábamos en tratamientos no hacían mucho en él, Franco pasó a un CET con trabajo uno a uno dentro de la línea cognitivo conductual. Nuevamente yo sentía que no le aportaba mucho, pero “los que saben” cuando les decía que sentía que era tan poco lo que el podía tomar de ésta experiencia, decían que “ese poco” era lo único que se podía hacer por él .
Al mismo tiempo, no conforme con estas respuestas, mi espíritu de búsqueda hizo que entrara en congresos destinados a docentes o profesionales para ver el punto de vista de los que estaban a cargo del futuro de Franco.
Allí escuché cosas que nunca me habían dicho directamente, como de lo difícil y duro que era el pronóstico y que además era incurable. Incurable, desde un punto de vista es así, porque no hay nada que curar…hay que interpretar una manera diferente de ver el mundo.
En otros cursos que asistí también para docentes, me dí cuenta que insistían en poner a los padres en un lugar de pasividad y hasta una presunción de cierta incapacidad en la toma de decisiones.
No puedo olvidarme de los “sanadores” poco convencionales que visité ( por consejo de familiares, y amigos que siempre con su mayor amor y ganas de colaborar, me recomendaban). también éstos curanderos me decían que en estos casos delicados preferían no intervenir,(agradezco la sinceridad por lo menos) y que era poco lo que podían hacer.
En resumen, no recuerdo haber transitado por algún lugar dónde alguien, me hubiera dado una visión optimista de la situación, haber sentido alguien que nos apoyara, contuviera, apuntalara. Por todo esto es que ya había dejado de buscar.
Hoy pienso:
Todos los profesionales pueden hablar sobre los casos pasados, pero quien puede decir que puede hacer o no hacer Franco en el futuro?¿ Por que le damos el derecho a sentenciar su futuro sin dejar una luz de lo que podría llegar a ser?
Cada caso es diferente, pero si a los padres no se los fortalece, y desde que les dan ese diagnóstico que pesa tanto no se los contiene, apoya, entiende y acompaña, sino por el contrario todo lo que recibimos es evidencia tras evidencia que no hay mucho por hacer,
nos dejan desvalidos y sin fuerzas para poder verlo desde otro lugar.
Eso es lo que aprendí recién hace un año. Aprendí que hay otra forma de ver las cosas, que todo depende de nuestras creencias. creer que el potencial de mi hijo es ilimitado, aceptar su autismo y en cierta forma abrazarlo, porque viene con él, aceptar que Franco es lo que es con su autismo, no se lo puede separar, el es un ser así, y así de hermoso. Desde ahí, dejando de pelear con lo que no es, con lo que hubiera sido sí…, aceptando, podemos empezar a construir. Es increíblemente más fácil relacionarse con él desde este lugar, y el lo percibe. Todo cambia.
Podría compararlo con sacarse un gran peso de encima, una mochila inútil que llevé detrás de mi espalda durante doce años, o como una herida abierta que duele y duele todo el tiempo y por fin se cierra.
No hay dudas que el Amor (con mayúsculas) estuvo siempre hacia mi hijo. El Amor es el mismo. Pero a veces con el Amor sólo, no alcanza. Cuando tenemos un nene diferente toda la relación es mucho más compleja. Si no hay manual de cómo ser padre para un niño normal, para estos niños es mucho más complicado.
Y el respeto…me doy cuenta que siempre estuve exigiendo respeto, por la diferencia, por sus derechos como niño especial, pero yo,¿ realmente lo respetaba?¿ Respetaba su diferencia cuando lo corregía y forzaba a acomodarse a situaciones extremadamente exigidas para él? Por supuesto siempre lo hacíamos por su bien, o creyendo que eso era su bien. ¿ hay respeto cuando se le pide a un niño con autismo que esté dentro de un aula compartiendo con 20 o 30 niños, con una maestra que hace lo que puede, con un aula llena de inscripciones, láminas en las paredes, ruidos dentro y fuera, cuando se le exige que deje de hacer lo que hace para parecer mas “normal”? No hay respeto cuando se lo manipula físicamente para extinguir una conducta indeseable.
¿Cómo se consigue un vínculo si no se parte del amor, aceptación y respeto? Y al mismo tiempo…¿Cómo se hace para vincularse, si él no se interesa por vincularse?
Franco no me miraba, no me imitaba, no se interesaba por mí.
Esto también lo aprendí hace un año cuando tomé contacto con este método llamado Sonrise. No recuerdo bien como llegó a mí, sólo recuerdo que cuando entré a la página de Internet y empecé a leer, me emocioné. No podía creer que había otra forma y tan básica, tan elemental
Franco no se interesaba en vincularse con las personas porque era demasiado difícil para él. Entonces:¡ fuimos a su encuentro! Tan elemental, tan simple, como no se me ocurrió! Primero hacemos un puente hacia él, para que el se interese después por venir a nuestro mundo.
Nos unimos en sus motivaciones, con amor respeto y aceptación. Todo lo que puede ser para otros tomado como conductas inapropiadas (las estereotipias, sus movimientos repetitivos) tienen un sentido para él, por eso, lejos de corregirlas las aceptamos y las aprovechamos como puente de entrada. Nos unimos a él a partir de ellas
Puede parecer extraño, pero funciona.
Este programa si bien tiene su origen en Estados Unidos, hay otros programas que empiezan a comprender la importancia del vínculo en todo acercamiento como lo es el método DIR Floortime o RDI, pero la gran diferencia (entre otras) es que, en el Sonrise los padres son los que dirigen el programa, porque sostiene que nadie conoce mejor que nosotros a nuestro hijo y además nadie va a tener más interés que nosotros en que esté mejor. Se implementa en casa, buscando un lugar adecuado, lo más libre de estímulos externos posibles, para crear el mejor ambiente dónde puede producirse un aprendizaje.
El programa empieza con un curso de cinco días destinado a padres y fue creado por padres de un niño con diagnóstico de autismo severo hace más de 30 años. Miles y miles de familias ya se beneficiaron con él, y digo familias, porque en mi caso, fui a buscar herramientas para ayudar a mi hijo, pero me traje el plus de venir fortalecida y motivada de una forma que sin dudas, es la mejor herramienta de todas, para su beneficio y para todos los de nuestra familia. Experimentamos otra manera de relacionarnos y, todas las relaciones interpersonales se modifican.
Luego de hacer el curso, armamos un lugar en casa lo más libre de estímulos posibles.
Teníamos un lavadero grande, así que pudimos usar ese espacio y acondicionarlo para él.
Al mismo tiempo empezamos a reclutar gente que si bien era especialista en algo relacionado, como maestras especiales, psicopedagogas y profesores de educación física, en realidad esta formación sólo es importante para tener cobertura en la obra social, pero en realidad, el espíritu del programa es através de voluntariado. En nuestro caso, aprovechamos el beneficio de la ley de discapacidad y por eso, podemos pagarles a los terapeutas o “jugadores” como nos gusta llamarlos.
Algunas jugadoras como Sandra y Jimena que conocían a Franco de antes, se zambulleron a las nuevas propuestas ,y otros fueron acercándose porque les parecía que era una forma mucho mas rica para trabajar. Hace ya 9 meses que llevamos un programa en casa para Franco basados en estos principios. A veces no puedo creer lo que hicimos en tan poco tiempo

También tuve la gran dicha de conectarme por fin con profesionales que están alineados a ésta forma de “tratamiento” y pensamiento, el psiquiatra de Franco, y maestras especiales que me hicieron sentir que no estaba sola y sí, me apoyaron y apuntalaron.
Actualmente somos un equipo de ocho personas que vienen a casa a jugar con Franco respetando estos principios, para con él y entre nosotros porque ya se transforma en una forma de vida. También los jugadores me cuentan que lo aplican en sus casa con sus hijos y les funciona. Me emociona cuando en nuestras reuniones quincenales hablan de Franco, porque lo conocen tan bien, tienen tanto optimismo y lo mejor de todo es que CREEN en él, esto hace que lo habilite a ir por más, le dan el crédito .
Franco pasa unas ocho horas diarias dentro de la playroom, su lugar,“jugando”, pasándola bien,y tomando herramientas para día a día relacionarse mejor.
Si bien hay resultados muchos mas de los esperados en cuestiones como el lenguaje , la atención, los mas importantes y que no son mensurables, tienen que ver con su relación con los demás, con su capacidad para demostrar su afecto, su capacidad para expresar lo que le gusta y lo que no y la comprensión.
Tiene que ver con que pueda usar el lenguaje como herramienta y llamarme Mamá para pedirme algo (uno de mis mayores deseos) y por sobre todas las cosas que esté feliz, porque se siente respetado, amado y aceptado. Creo que ese es el objetivo primordial de nosotros como padres para nuestros hijos.
Y, hablando de creer…quisiera cerrar con una frase de Barry N. Kauffman que dijo: “vivir el sueño…para no creer solamente en lo que existe, sino para comenzar a creer en lo que deseas…

domingo, 22 de agosto de 2010

Video de la jornada de AMAR

...Tener la oportunidad de mostrar lo que estamos haciendo con Franco, y con la canción que significa tanto para mí. Sentir que llegó, y emocionó, aunque la mayoría de las personas no lo conocen.
¡que momento! video

miércoles, 18 de agosto de 2010

Fabián en el curso SonRise Paraguay


"...en la play Franco tiene el 99% del control.." con esa frase que me dijo Viviana empezó Son Rise en mi vida, acciones como el joinig ( unirme a él cuando está exclusivo), celebrar cuando hace contacto visual , cuando dice alguna sílaba o palabra eran cosas nuevas para mí . Poco a poco me fuí enganchando más y más , a todos les hablaba de Son Rise y lo resultados daba.
Pero yo sentía que me faltaba algo, había situaciones que no sabía o mejor dicho me decía a mi mismo " esto lo tendré que hacer así ? " , " tendría que haber echo esto o lo otro " y si bien Vivi me lo explicaba y me enseñaba en los feedbacks , necesitaba saber más.
Cuando surgió el curso de introducción a Son Rise en español , fue como que todo se empezó a encaminar para que lo pudiera realizar , no podía desaprovechar esa oportunidad. Fueron 3 días que me ayudaron muchísimo , la claridad con la que hablaba Sean Fitzgerald , ver los videos de el jugando, al mismo tiempo que explicaba me imaginaba como sería jugar con Franco cuando volviese, fue una experiencia hermosa, volví con mas seguridad , con menos dudas y tal vez como me dijo vivi " cambiado".
Gracias VIVI por haberme mostrado otra forma de pensar, de sentir y MUCHAS GRACIAS FRANCO por tus miradas, tus sonrisas que ahora disfruto mas

domingo, 8 de agosto de 2010

Sonrise, el comienzo



(traducido del libro: "to love is to be happy with, de Barry Neil Kauffman, cap 1)
...a los dieciocho meses, Raun se retrajo completamente de todo contacto humano y se escabulló detrás de una pared aparentemente impenetrable. Fue diagnosticado como autista, lo que tradicionalmente ha sido rotulado como una subcategoría de esquizofrenia infantil...considerado de los cuadros más irreversibles de trastornos profundos y psicóticos. "incurable". "sin esperanzas". Éstos eran los mensajes que yacían en la literatura y en los profesionales que consultamos de todo el país.
Un caso clásico de autismo. Silencioso y distante, Raun miraba através de nosotros como si fuéramos transparentes. Y también estaba su incesante balanceo de adelante atrás en una simfonía interna. los giros por horas de cualquier objeto. sus autoestimulaciones con los movimientos repetitivos de sus dedos contra sus labios. La falta de desarrollo de lenguaje, sin palabras, sin sonidos, sin señalar. no pidiendo o llorando por comida, sin señales de querer salir de su cuna o ser cambiado. La pérdida del contacto visual. el alejamiento, el ensordecedor silencio, la soledad.
Sin embargo, a pesar de que Raun estaba perdido para nosotros, él seguía siendo hermoso y bendito a nuestros ojos...como un monje contemplando la fuerza de la vida, mientras se sienta pacientemente ante el altar del universo.
Con total apertura para ver posibilidades, ir a cualquier lado por ayuda, consumimos cada libro disponible sobre autismo y viajamos a diferentes ciudades para averiguar y observar. Patterning, psicoanálisis, condicionamiento sensorial, experimentos bioquímicos, teorías de megavitamina. Y finalmente algunas técnicas de modificación de las conductas, concepto que está actualmente en boga. Lo que nos resultaba cada vez más claro es que la mayoría de los programas eran poco más que experimentos. la tasa de niños recuperados era pésima, unos pocos cada cien. Irónicamente el éxito se refería a uno o dos niños que habían adquirido mínimas funciones a un nivel muy primitivo.
más veíamos y entendíamos la naturaleza de éstos tratamientos, más reactivos a éstos nos tornamos. Raun era un hermoso ser humano con sus cualidades especiales y dignidad. Sus ojos eran tan intensos,tan brillantes y tan vivos. ¿Pero quién allí afuera estaría dispuesto a respetar eso?
Profesionales, en nombre de la medicina y la humanidad y probablemente con la creencia sincera que estaban ayudando, tenían niños pequeños apretados a mesas mientras ciento cincuenta voltios penetraban violentamente en sus cerebros durante los tratamientos de electroshock. Otros niños y niñas eran atados a sillas para prevenir que se balanceen. Algunos eran encerrados en cajas negras o armarios como una forma de terapia de aversión. Un doctor que usaba éstas técnicas, aseguraba con ligereza que estos niños no eran muy humanos en sus respuestas a éstas terapias. Increíble como podía ser tan insensible por el hecho tan obvio que si alguien lo encerraría a él en un closet,brutalizara su sistema con electroshocks y atasen sus manos y piernas, su inclinación a relacionarse con sus terapistas sería pronto extingida, especialmente si también tiene la extrema dificultad de encontrarle sentido al mundo en primer lugar.
¿Cómo se puede esperar recuperar y ayudar a un niño con disfunciones, desaprobándolo y condenándolo?
Rehusándonos a renunciar a nuestros buenos sentimientos, rehusandonos a extinguir la vida de éste delicado niño diferente, poniéndolo entre paredes de alguna institución entumecida , decidimos confiar en nosotros...diseñar y crear nuestro propio programa sin preconceptos ni limitaciones.
Íbamos a tratar de ayudar a Raun recreando y expandiendo su mundo en la misma forma que nosotros habíamos recreado y expandido el nuestro através del Option process.
Nuestra guía fue la actitud Option: "amar es ser feliz con ". Para acercarnos a nuestro hijo decidimos que no habría condiciones que él tendría que conformar...no habría expectativas de lo que tendría que cubrir...no habría prejuicios que dijeran que su conducta fuera buena o mala.
Nuestros movimientos respetarían su dignidad, en lugar de forzarlo a él a adaptarse a nuestros ideales de conducta. Trabajando con Raun durante todo el largo día (ochenta horas a la semana), nos reunimos con él en su propio terreno, y entramos a su mundo. Con amor, con aceptación...siempre sabiendo que por las razones que fueran, Raun estaba haciendo lo mejor que podía.
Decidimos hacer lo mas evidente...si Raun no podía estar con nosotros en nuestro mundo, trataríamos de hacer contacto yendo al suyo.
La mayor confianza de nuestro programa era estar a su lado en contacto con él de la manera más discreta y permisiva . Pero la decisión más importante fue imitarlo. no como una táctica de laboratorio distante...nos uniríamos a él con toda nuestra energía y entusiasmo. si él se balanceaba, nosotros nos balanceábamos, si giraba o aleteaba sus dedos,girábamos y aleteábamos los dedos. Era nuestra manera de aprender, de decirle hola, de tratar de comunicarle nuestro amor y aceptación. Algunos doctores sugirieron que imitándolo estábamos cometiendo un terrible error reforzando malas conductas. para nosotros no había malo o bueno...había sólo un niño pequeño con quién deseábamos hacer contacto.
También lo llenamos de afecto, amor y cuidados, caricias, música, sonrisas,suave estimulación visual y auditiva. Tratamos de presentarle un ambiente que fuera más fascinante y mas hermoso que el autoestimulante que él había creado y su motivación debería sobrepasar a la del resto de nosotros. Con su problema de memoria, que descubrimos durante nuestros maratónicos períodos de observación, la capacidad de Raun de relacionarse con nosotros se veía seriamente comprometida.
Al principio los cambios eran lentos...casi imperceptibles. Empezamos a entrenar a otros maestros y terapistas, usando los conceptos y método del Option Process como herramienta.
Nuestras hijas, Bryn y Thea, fueron también maestras y cariñosas mentoras para su hermano. El ingrediente esencial, era el desarrollo de la actitud Option. cada día teníamos diálogos para explorar nuestras creencias y sentimientos para estar mas capacitados para ayudarnos a nosotros a ayudar a Raun.
Las tácticas específicas y técnicas que establecimos trabajando con nuestro hijo fueron secundarias comparadas con el tono y textura de nuestro acercamiento y contacto.
En ocho meses este niño disfuncional,retraído,, autoestimulado, funcionalmente retardado y sin esperanzas, se volvió un ser social, altamente verbal,afectuoso y amoroso explayando sus capacidades a través de los años.
Si hubiéramos dejado de lado nuestros deseos y hubiéramos seguido los consejos de los expertos, actualmente nuestro hijo estaría probablemente sentado en sus propias heces, sólo y olvidado, drogado con Torazine, girando y balanceándose por interminables horas en el suelo frío de algún hospital.
En lugar de eso, nuestro niño de cuatro años, del cual decían, nunca iba a hablar o comunicarse, se tornó un exquisito conversador... llenando nuestra casa con la música de sus palabras, todos los días.Afectuoso, amoroso y vibrante, continúa creciendo y aprendiendo por su propio deseo y decisión.
Raun puede ya deletrear y leer oraciones sencillas. Ama los números y hace sumas y restas simples, con su gran sentido del humor imita a sus amigos y miembros de la familia



Sus gustos por la música dieron como resultado un romance con el piano y ha creado algunos tonos y melodías para el. En un preescolar para niños “normales” muestra aptitudes verbales y sociales que excede a sus pares y muestra también una gran habilidad para disfrutar con sus compañeros y su entorno.
Lo llamamos Raun Kahlil, el pequeño niño Option.
Él ha sido de muchas maneras un gran maestro y movilizador de todos nosotros. Nuestra dedicación, la cual fluyó naturalmente por nuestra actitud y deseo, facilitó la evolución y el renacimiento de un increíble, hermoso y creativo ser humano.
Si no hubiésemos estado cómodos, sobrepasados por el miedo y las ansiedades, quizás nunca hubiésemos intentado tratar de estar con Raun. Y entonces los expertos hubieran señalado a éste niño dentro de su propia confusión y dicho:”Lo ven, un desafortunado e irreversible caso”. Pero éstas palabras no pueden ser más que la expresión de una creencia, la que se convertirá en una profecía.
Cuando vemos algo como difícil, terrible o sin esperanzas, entonces colaboramos a que sea difícil, terrible y desesperanzado. Pero cuando decidimos no verlo como desastroso o difícil, solamente con esa decisión, empezamos a permitirnos ver la belleza y a encontrar las respuestas.
La dicha de vivir y enseñar la alternativa Option, el renacimiento de Raun Kahlil, la felicidad de estar feliz la mayor parte del tiempo y el amor y respeto compartido con otros me ha provisto de un contacto con el AHORA en mi vida.
Imagino que podría haber dicho que ésta persona o aquella tuvo el poder de hacerme mejor o más felíz. Podría continuar yendo afuera de mi mismo con la promesa de medicinas, psicoanálisis, religión, hipnosis, meditación, ejercicios y hasta las estrellas…todo lo que produce cierto confort.
Pero realmente, tenemos sólo que ir a nuestro interior para descubrir nuestra increíble humanidad y poder. Sólo debemos permitirnos descubrir nuestro conocimiento sin temer a los resultados.
Presentándonos a nosotros mismos como nosotros mismos sin juzgarnos, encontramos que está todo bien tal cual somos…que además nada está mal en nosotros y nunca estuvo.
Todos somos a nuestra forma especiales y hermosos.
En la mayoría de las religiones, disciplinas y terapias, la felicidad está subordinada a los sacrificios a Dios, adaptación y resistencia. Muchos hasta permanecen en esa circunstancia de dolor e infelicidad…y es verdad, mientras lo creamos. Si yo creo que voy a ser siempre desafortunado, lo seré. Si creo que siempre seré inseguro, lo seré. Pero entonces debo permitirme a mí mismo suspender aquellas creencias, me encuentro a mí desechando muchos de los interconecciones que refuerzan conductas de autodesaprobación. Como cambio esas creencias a traves del Option Process cambio todo sobre mí…mis sentimientos, mi conducta y mis deseos.
No es un tratamiento, ni un milagro, Option es una perspectiva y una evolución que mantiene un respeto infinito por los que recorrene este camino, en un ambiente de respeto y de aprendizaje en el cual cada uno de nosotros puede volverse mas de lo que desea ser.
Y las implicancias son enormes. Si el Option sirve para un niño autista, que hay de los otros niños? Si pude hacer posible lo imposible,¿ qué mas podemos hacer por nosotros y por los que queremos?. Si podemos fracturar el caparazón de infelicidad y podemos dejar libres nuestros juicios de valor , no hay límites. El Option Process es un significativo, relevante viaje para todos aquellos que han debido confrontarse a una situación catalogada por otros como trágica o terrible. Las ramificaciones de ser capaz de escuchar nuestra propia voz interior modifica nuestro acercamiento a toda experiencia de vida: el nacimiento de un niño, la muerte de un ser querido, casamiento, divorcio, sexo, enfermedad, problemas financieros, relaciones amorosas, la lista es interminable.
Cada uno tiene sus propios inconvenientes, pero mientras nos volvamos más felices, tenderemos a ver, tocar y mover nuestros universos de una forma mas amorosa y respetuosa.

miércoles, 4 de agosto de 2010

Autovalimiento



Cuando me preguntan algunos papás como proponemos los objetivos de autovalimiento en el SonRise (atarse los cordones, bañarse solo, lavarse los dientes etc) yo me acuerdo cuando le enseñaban a Franco estas cuestiones.
Hace unos años le enseñaron a bañarse solito y me llamaron para ver como lo había aprendido. Era algo como :" Franco, agarrá el jabón...ahora uno...dos...tres...cuatro...cinco para un brazo, uno, dos tres cuatro cinco, para el otro brazo,así con el resto del cuerpo, igual con el champú : uno...dos....tres...cuatro...cinco, así con el toallón: uno....dos.... y así sucesivamente. Franco obedecía sumisamente.
Así fue que cuando llegamos a casa y fue al baño, tomó el toallón y empezó a secarse con él, por supuesto totalmente vestido.¿había aprendido?
El SonRise no hace hincapié en estos objetivos, el programa se basa en fortalecer el vínculo. Lo demás viene sólo.
Recién, Franco fué al baño antes de ir a dormir. Tomó el cepillo de dientes sin que se lo pidiera, le puso la pasta y se cepilló sólo.No sé si pueden notar la magnitud de estas cosas. Para franco es toda una hazaña.No lo habíamos puesto dentro de nuestros objetivos, no lo estuvimos forzando a que lo haga,solamente le mostrábamos como lo hacíamos nosotros y festejábamos cada intento de él,y por primera vez hoy decidió que lo quería hacer.

domingo, 1 de agosto de 2010

Charla SonRise para padres


El viernes pasado nos reunimos en casa para contarles a padres que querían saber de que se trataba el SonRise.
Estaba pensado para 4 o 5 familias y terminamos siendo más de 50 en la reunión. Hubo que alquilar sillas y a pesar de la tormenta nadie se lo quiso perder.
Fue realmente emocionante. me preguntaba por qué yo necesitaba, en mi caso contarlo, y tomo una frase de una revista (urbano y orgánico) que me dieron unas personas que asistieron a la reunión (está sumamente interesante) que dice:..."y entonces es justo que uno a su vez dé lo que ha encontrado"...Richard Bach. (¿casualidad?)
Mis amigas de toda la vida, Betina, Mary y Ceci (querían venir más pero ya no había lugar!) no se querían perder la oportunidad de escuchar al Dr Christian Plebst, así que se ofrecieron a ayudar con la organización.
Fue hermoso que ellas compartieran esto conmigo.
Soledad, mamá viajera 2010 y Rodrigo, su esposo, compartieron conmigo la vivencia de contar. Christian dió su versión con la mirada profesional, siempre tan clara, simple, precisa y con tanta entrega.
En algún momento, pensé que esto de querer compartir, me sacaría las energías que necesito para dedicarlas a Franco, pero es tan claro ahora sentir como me carga, me desborda de ganas de seguir, me nutre. Dar es recibir, pero se recibe más de lo que se dá. Me siento hasta egoísta en algún punto porque lo hago por mí, me da tanto placer poder sentir que en algo pude contribuir a que las cosas sean mejor para otra familia,ahorrarles un paso,contagiado un poco la actitud, no sé, haber dejado algo.