sábado, 31 de marzo de 2012

Río Cuarto, Córdoba



Llevar el mensaje a todos lados, al que quiera escuchar. Casi cuatrocientas personas, la mayoría profesionales en Río cuarto estaban allí, en la universidad para saber un poco más. Mariana, mamá de Lucas, quien convocó y organizó este encuentro, lleva adelante su programa desde hace menos de un año. Ella como nosotros, siente la pasión por transmitirle a otras familias que se puede.



jueves, 29 de marzo de 2012

Música con Fabi

Fabi, con entusiasmo y energía inspira a Fran a decir mas palabras.
estamos ayudando a Franco a decir oraciones cada vez mas largas, Al poner el enfoque en el largo, Fran pierde claridad, pero eso es por ahora, una vez que el desafío sea menor, lo logrará.(cómo le cambió la voz a mi pollo!) es tan gratificante verlo en interacciones cada vez mas prolongadas, con ciclos de conversación, con alta intencionalidad. Y lo importante: DISFRUTA DEL PROCESO!!!
video

lunes, 5 de marzo de 2012

El propio camino


En el norte de la India, en la ciudad de Savatthi, el Buda tenía un centro muy grande al que solía acudir la gente a meditar y a escuchar el Dhamma. Había un joven que acostumbraba a ir cada noche a atender sus sermones. Durante años estuvo yendo a oir al Buda, pero nunca puso en práctica ninguna de sus enseñanzas.
Tras algunos años, este joven llegó un día un poco más temprano y encontró al Buda solo. Se acercó a él y le dijo:
-Señor hay una cuestión que no hace más que asaltarme, llenándome de dudas.
-¿Si? No debe haber ninguna duda en el camino del Dhamma. Aclarémosla pues. ¿cuál es la cuestión?
-Señor. Llevo años viniendo a su centro de meditación y he visto que hay un gran número de internos a su alrededor, monjes y monjas, y un número aún mayor de laicos, tanto hombres como mujeres, algunos llevan años viniendo, y veo que hay otros que, con certeza han llegado al estado final. Es evidente que están liberados por completo. También veo que otros han experimentado algún cambio, son mejores que antes, aunque no puedo decir que estén plenamente liberados. Pero señor, también me doy cuenta que hay un gran número de personas , entre las que me cuento yo, que son como eran y a veces, incluso peor, no han cambiado en absoluto al menos no han cambiado a mejor.
¿por qué debe ser así señor? La gente viene a verlo. Un hombre tan grande,plenamente iluminado! Una persona tan poderosa y compasiva!¿por qué no usa su poder para liberarlos?

El Buda sonrió y dijo:
-Joven, ¿dónde vives?, ¿de donde eres?
-Vivo aquí, en Savatthi, señor, en esta capital del estado de Kosala.
-Sí, pero tus rasgos indican que no eres de esta parte del país. ¿de dónde provienes originalmente?
-Soy de Rajagaha, señor, la capital del estado de Magadha. Me establecí aquí en Savatthi hace unos años.
-¿Has cortado todos los lazos con Rajagaha?
-No señor, aún tengo allí familia, amigos y negocios.
-Así pues, sigues yendo de Savatthi a Rajagaha a menudo.
-Sí, señor, voy a Rajagaha y vuelvo a Savatthi muchas veces al año.
-Habiendo ido y venido tantas veces por el camino que va de aquí a Rajagaha, lo conoces muy bien.
-¡oh, sí ,señor!lo conozco perfectamente. Podría incluso decir que encontraría el camino de Rajagaha hasta con los ojos vendados de tantas veces que lo he recorrido.
- Y seguro que tus amigos, los que conoces muy bien, saben que eres de Rajagaha y que te has establecido aquí. Deben saber que vas y vienes a menudo y que conoces el camino perfectamente.
-¡Oh, sí, señor! Todos mis íntimos saben que voy a Rajagaha a menudo y que conozco perfectamente el camino.
-Entonces habrá sucedido mas de una vez que alguno de ellos te haya pedido que le expliques la forma de ir de aquí a Rajagaha.¿le ocultas algo o le explicas claramente el camino?
-¿Qué podría ocultar? Se lo explico tan claramente como puedo: Comienza a andar hacia el este y luego encamínate hacia Benares, sigue hasta que llegues a Gaya y luego a Rajagaha. Se lo explico muy llanamente ,señor.
_Y todas las personas a las que les das esas explicaciones tan claras, llegan a Rajagaha?
_¿cómo podría ser señor? Sólo llegarán a Rajagaha los que recorran el camino hasta el final.
_ Eso es lo que quería explicarte joven. La gente viene aquí sabiendo que soy alguien que ha recorrido el camino de aquí al nibbana y por eso lo conozco perfectamente. Vienen y me preguntan_ “¿Cuál es el camino al nibbana, a la liberación?” ¿Qué puedo ocultarles? Se los explico claramente: “Este es el sendero”. Si alguien se limita a asentir con la cabeza y a decir con la cabeza y a decir: “Bien dicho, camino muy bueno, pero no daré un solo paso, un camino maravilloso, pero no me tomaré el trabajo de recorrerlo”. ¿Cómo podría esta persona llegar a la meta final?
“No subo a nadie a cuestas para conducirle a la meta final. Nadie puede llevar a otro sobre sus hombros a la meta final. Lo máximo que se puede hacer es , con amor y compasión, decir: “ Este es el camino y ésta la forma en la que yo lo he recorrido. Trabaja tu también, trabaja tu también y llegarás a la meta final. “ Pero cada persona tiene que andar por sí misma, tiene que dar todos los pasos por sí mismos. El que da un paso en el camino, está un paso mas cerca de la meta. El que ha dado todos los pasos, ha llegado a la meta final. El camino tienes que andarlo tu mismo.”