sábado, 27 de febrero de 2016

Definitivamente Son Rise cambió mi vida por completo. Lo mas valioso de  mi transformación es que tomé el control absoluto de mi vida. Miro atrás y me cuesta reconocerme antes, alguien tan pendiente de los consejos de los demás, confiando que ellos sabían mejor que yo, que era lo mejor para mi. Que libertad siento hoy de poder hacerme cargo de todo lo que decido, a pesar del resultado. Saberme responsable, sin hechar culpas a los demás sin ponerme en un lugar de víctima. Cuanto crecimiento! y pensar que todo esto se lo debo a el autismo de mi hijo. Quién hubiese dicho esas noches donde todo se veía tan oscuro y sin salida, que todo podía transformarse. Esos días en donde pensaba que nada podía ser peor, que todo lo malo me pasaba a mi.... confiar y aprovechar la vida que es la maestra incansable . aprender todo el tiempo, crecer y crecer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

gracias por comentar, tu opinión es importante y nos gusta saber que compartimos (o no) el camino